El verano: el momento ideal para fomentar el aprendizaje del inglés jugando

Uso de mascarilla para niños
Vocabulario en inglés para un desconfinamiento seguro para tus hijos
14 mayo, 2020
Conciliación de trabajo con niños
Padres trabajadores y el COVID-19
18 junio, 2020
Show all

El verano: el momento ideal para fomentar el aprendizaje del inglés jugando

Inglés en vacaciones con los niños

Estamos viviendo una época complicada, y todos estamos intentando adaptarnos lo mejor posible a ella y a esta “nueva normalidad” causada por la pandemia. Y aunque nos ha trastocado en muchos aspectos, es importante ver el lado positivo de todo, e intentar sacar partido al tiempo extra que nos proporciona el no poder salir demasiado de casa, o en este caso, el tener a los peques en ella aunque nosotros sigamos trabajando.

El hecho de no estar yendo a clases presenciales no quiere decir que el aprendizaje de nuestros hijos se haya detenido, y un verano en el que pasar más tiempo en casa también puede ser aprovechado para reforzar esa educación y seguir aprendiendo, aunque sea a través de juegos y de forma divertida para que también disfruten de sus vacaciones.

Una de las asignaturas más importantes hoy en día es, sin duda, el inglés como segunda lengua, ya que el manejo de este idioma tendrá repercusiones directas en su futuro estudiantil y laboral, y en la cantidad de oportunidades que se abrirán ante ellos. Es por esto que tantos padres se preocupan de que sus hijos aprendan inglés desde bien temprano, tanto en la escuela como fuera de ella.

La solución ideal para aquellos padres que siguen trabajando pero quieren que sus hijos saquen aun así el mayor partido a esta situación en pos de su futuro es la de contratar una babysitter o niñera bilingüe y/o nativa que cuide de los niños y a la vez les enseñe el idioma a través de acciones simples de su rutina, como el pasear por el parque, leer un libro, o jugar.

Incorporar el uso de un segundo idioma a sus actividades lúdicas es una de las formas más efectivas de que asocien esta lengua con algo divertido y no sientan que están siendo obligados a estudiar más o a hacer más deberes.

La figura de la niñera puede ser el punto de unión entre este aprendizaje y su vida cotidiana, integrando esta segunda lengua poco a poco en sus juegos y actividades.

A continuación, os damos una lista de ejemplos de actividades que las niñeras pueden realizar con los pequeños de la casa mientras cuidan de ellos este verano, para que veáis las infinitas posibilidades y ventajas de tener esta figura en casa, tanto para beneficio de los padres como sobre todo el de los niños.

  1. Usar sus juguetes como medio de aprendizaje.
    Se les puede enseñar, por ejemplo, vocabulario, mediante el uso de sus juguetes favoritos. Desde una cocina de juguete con sus frutas y verduras, pasando por animales de plástico, salvajes y domésticos, hasta coches o muñecas, la cantidad de vocabulario que se puede extraer y enseñarles es inmensa. La babysitter puede pedirles que cada vez que quieran jugar a o con algo, tengan que pedírselo con su palabra inglesa, e incluso organizar juegos y concursos acerca de la cantidad de juguetes que sean capaces de nombrar.
  2. Libros y cuentos.
    Si a nuestros hijos les gusta leer o escuchar cómo les leen cuentos e historias, la babysitter puede también incorporar esta actividad. Hay muchísimos libros que les resultaran llamativos y con los que pueden interactuar para aprender cosas como los colores, los animales, la hora, los días de la semana y las estaciones del año y sus fiestas. Si son libros de tipo interactivo, los niños podrán involucrarse aún más y que les resulte aún más divertido.
    Si los niños son un poco mayores, podemos ir usando cuentos un poco más extensos en los que empiecen a leer frases completas y así ir trabajando un poco en la parte gramatical y en la formación de oraciones completas.
  3. Excursiones.
    El verano es una época excelente para hacer actividades al aire libre, y estas pueden convertirse en oportunidades maravillosas para aprender. Desde una visita a una granja, al parque, al zoo o acuario, donde aprender los nombres de los distintos animales y elementos naturales de manera emocionante y totalmente sumergidos en la experiencia, pasando por picnics en los que disfrutar de comida, buen tiempo y juegos al aire libre con los que reforzar vocabulario y expresiones mientras lo pasan a lo grande. O si tenemos la playa cerca, pasar un maravilloso día de playa en el que recoger “seashells“, construir “sandcastles” y nadar “in the ocean“. Visitar museos es otra actividad educativa a todos los niveles.

Estos son sólo unos cuantos ejemplos, pero las posibilidades de disfrutar aprendiendo inglés mediante actividades lúdicas es muy amplia y variada, y la babysitter se encargará de sacarle el mayor partido a este tiempo. Además, podéis empezar a probar qué tal encaja esta figura en vuestro hogar poco a poco, para incorporarla de forma más intensiva en los meses de verano, cuando más falta haga que os eche una mano y se encargue de los más pequeños.

No dudéis en consultar cualquier duda con nosotros en el 627537722, nos comprometemos a encontrar alguien que encaje perfectamente con lo que estáis buscando.

 

Te sugerimos que leas también:  What to do with your kids in Madrid when travelling for work?